Saltar al contenido

Llave dinamométrica para moto

Aquí podrás comprar tu llave dinamométrica barata para moto. Hoy en día no es concebible ninguna reparación en un vehículo a motor sin contar con una, también conocida como llave de fuerza, o torquímetro. Si eres una amante de las motos, a buen seguro te toca ensuciarte las manos en más de una vez. Una moto, para un auténtico motero, es todo un objeto de culto y seguro que tienes tu caja de herramientas para tenerla siempre a punto. No puede faltar en esa caja una auténtica llave dinamométrica para moto.

llave dinamometrica moto comprar barato online

Además de llaves dimamométricas para moto también tenemos:

¿Por qué comprar una llave dinamométrica para moto?

En una moto el factor de seguridad ha de ser siempre lo primero. Si eres motorista seguro que conoces casos cercanos de accidentes. Todos los motoristas, hayan o no tenido algún contratiempo, sí se han llevado algún buen susto. Es inevitable en la carretera. Circulando entre vehículos que no nos tienen el menor respeto. No vamos a poder eliminar nunca este factor de riesgo, pero sí podemos contribuir en gran medida a minimizarlo.

Elige la vestimenta adecuada. El casco y los guantes recomendables. En fin. Qué te vamos a decir que no sepas. Tampoco es cuestión de darte la chapa. Seguro que tomas tus debidas precauciones y sabes lo que haces.  No obstante, no se le suele dar tanta importancia a otros aspectos que deberían constituir la parte primordial en materia de seguridad. Y nos referimos a la correcta puesta a punto de la mecánica. De la pequeña mecánica más bien, podríamos decir.

Hablando claro, tener bien apretados los tornillos de tu moto, no significa apretarlos haciendo el bestia. Hasta que ya no se pueda más. Que ya sabemos que cuando se trata de hacer fuerza te sientes Supermán. Y a ti no se te suelta un tornillo ni harto vino. Pero a lo mejor no has caído en que cada elemento tiene su específico par de apriete. No es que dudemos de tus conocimientos. Es evidente que alguien como tú conoce perfectamente estas cosas. Además, es admirable lo bien cuidada que tienes tu moto. Es simplemente que se te podría pasar por alto este pequeño detalle.

El par de apriete es la fuerza específica con la cual ha de roscarse ese tornillo o tuerca. En los manuales de tu moto estarán especificados. Hay unas tablas concretas para ello. Si no llegas a apretar suficiente, tendrás un problema más o menos serio. Pero si te pasas también.  Si todo esto existe es por algo. En fin, es imprescindible que los tornillos y las tuercas estén debidamente apretadas siguiendo las instrucciones del manual. En caso de duda, podrás encontrar las indicaciones por internet sin ningún problema. O consulta algún foro y saldrás de dudas.

¿Qué sucede si están mal apretados los tornillos y tuercas de mi moto?

Los tornillos mal apretados, por defecto, provocarán la desestabilización de los elementos mecánicos, producirán vibraciones y roces que irán desgastando las piezas progresivamente. Eso en el mejor de los casos, que también corres el riesgo de que se desencajen.

Tornillos y tuercas mal apretados por exceso, producen deformidades en las piezas y una sobretensión en los componentes metálicos. Ni que decir tiene que estas partes, que no están diseñadas para soportar una tensión superior a su par de apriete, se irán menoscabando rápidamente con las simples vibraciones de la circulación habitual, llegando a agrietarse o soltarse directamente, con el peligro que conlleva.

Pues sí amigo, parece una maldición. Pero si aprietas poco los tornillos o tuercas, puedes perder la pieza. Y si los aprietas demasiado también. No hay escapatoria posible. Ya sabemos que antes no había estos problemillas. Que la moto del abuelo nunca necesitó una llave dinamométrica y le duró toda la vida. Pero la cuestión es que ahora se utilizan otro tipo de materiales. Como el plástico, el aluminio, y sobre todo la fibra de carbono. Estos materiales son mucho más ligeros y menos pesados, pero también son tremendamente delicados. Y requieren de unos anclajes muy concretos que si nos respetamos nos cargamos la pieza. Literal. Así que si no quieres acabar circulando con la moto de tu abuelo, utiliza las herramientas adecuadas.

Cómo usar las llaves dinamométricas en tu moto

Cuando nos encontramos con una pieza que tiene varios tornillos, un error muy habitual consiste en apretar un tornillo. Y luego pasarse al siguiente. Que está a continuación. Y luego al siguiente. Y así sucesivamente. De este modo lo que conseguimos es desestabilizar la pieza.

El modo correcto sería el apriete en forma de cruz. Los voy colocando todos sin apretarlos. Los empieza a apretar con las manos, sin forzarlos. Y luego, cuando uso la herramienta, los voy apretando progresivamente en forma de cruz. Media vuelta a un tornillo o tuerca de arriba. Lo mismo con la de abajo. Y luego a la derecha y a la izquierda. Y vuelta a empezar. Es más sencillo hacerlo que explicarlo. De esta manera, la fuerza del apretado se reparte correctamente, y ya que tenemos una llave dinamométrica para hacer el ajuste perfecto, vamos a hacerlo bien del todo, ¿no?

Llave dinamométrica para radios de moto

Si notamos que algunos radios de nuestra moto están flojos, hay que tensarlos, con mucho cuidado hasta que dejen de moverse. Pero si al mover la cabecilla observamos que gira todo el radio, entonces hay que apretarlo fijando el tornillo. Si no lo hacemos corremos el riesgo de perder la llanta y sería una pena teniendo tan fácil solución.Es una maniobra muy sencilla que puedes hacer tú mismo sin necesidad de acudir al taller.  Es cierto que en el taller nos lo solucionan en un minuto, pero ya sabes que nada es gratis. Lo que sí es fundamental, si vas a hacerlo tú mismo, que emplees la herramienta adecuada. Sino, será peor el remedio que la enfermedad.

Qué llave dinamométrica barata comprar para tu moto

Puedes apañarte con una, pero si quieres hacer bien las cosas, necesitarás dos llaves dinamométricas. La cuestión es que en una motocicleta tenemos piezas muy diferentes y con tamaños muy dispares. Lo ideal sería disponer de una llave que nos cubra un rango hasta unos 25 Nm, aproximadamente. Con ella podremos ajustar con mucha precisión las piezas pequeñas. Y luego deberíamos disponer de otra llave que nos alcance hasta un máximo de 210 Nm. Aunque seguramente podría bastarnos con 150 Nm. Esta la usaríamos sólo para las piezas grandes.

Evidentemente, con la llave grande también podemos apretar las tuercas pequeñas. Ya que nos cubre ese rango. El problema con el que nos encontramos es el famoso margen de error de calibración. Que está calculado en un 1%. Ciertamente es un margen insignificante que no te va a ocasionar ningún problema. Pero, como comprenderás, no el lo mismo ese margen en una llave de fuerza 210, aplicado a una rosca de 15, que cuando atacamos a esa misma rosca con una llave de 25.  No obstante, no te preocupes, si sólo quieres comprar una de momento, que sea la grande. Unos 210 Nm. Seguro que cubres todas las roscas de tu moto.

Nuestras llaves dinamométricas más vendidas para moto

Antes de irte tienes que visitar las diez llaves dinamométricas baratas para moto más vendidas.

error: Content is protected !!